Consejos que te permitirán ahorrar en tu factura de luz este invierno

Si quieres conocer los mejores consejos que te permitirán ahorrar en tu factura de luz durante este invierno te invitamos a leer las siguientes recomendaciones y formas efectivas de ahorrar tanto desde el punto de vista energético como económico dentro de cualquier tipo de vivienda.

Selecciona la tarifa de luz que más se ajusta a tus necesidades

Hoy en día existen numerosas compañías de luz en España que cuentan con su propio catálogo del mercado libre de electricidad, mientras que otras autorizadas para ellos también ofrecen también la posibilidad de contratar la tarifa PVPC del mercado regulado que aplica el precio oficial para la luz. Estas comercializadoras de luz han ido surgiendo a raíz de la liberalización del mercado energético en 2009, momento en el que los usuarios pueden decidir con qué empresa quieren contratar sus servicios energéticos tanto para la electricidad, como para el gas natural y también la modalidad de tarifa que más se ajusta a sus necesidades. Para esto se utiliza una herramienta llamada comparador de tarifas, que permite comparar al mismo tiempo entre los catálogos de una gran cantidad de comercializadoras de luz a la vez, en forma de listas y columnas presentados en orden creciente de conveniencia para el usuario.

También es posible visualizar los precios y condiciones de cada compañía por separado realizando búsquedas en webs especializadas sobre contenidos de energía donde se habla de las diversas tarifas de luz de Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y muchas más: https://www.companias-de-luz.com/iberdrola/tarifas/luz/.

Como usuario, debes conocer que no hay ningún tipo de coste por el cambio de tarifa ni con Iberdrola ni con ninguna otra compañía, siempre y cuando se respeten las condiciones firmadas en el contrato, en caso de que haya un compromiso de permanencia.

Reduce el consumo eléctrico aplicando estas recomendaciones

  • Revisa la caldera y realiza los arreglos o cambios pertinentes para evitar las fugas de energía y otros fallos graves derivados del mal estado de los equipos. Si tu caldera es antigua puedes aprovechar para cambiarla por un modelo más eficiente.
  • Purga todos los radiadores de la casa para que se vacíe el aire acumulado y no te olvides de su limpieza, porque esto hace que sean más rápidos a la hora de emitir el calor.
  • Ventila cada habitación por separado, de 5 a 10 minutos y sin tener encendidos los aparatos de calefacción de la casa. Cierra la puerta mientras se ventila una habitación para que la temperatura se conserve en el resto.
  • Programa la temperatura adecuada recomendada durante el día y durante la noche para toda la casa, sin pasarse de los 21 grados.
  • Emplea los tejidos adecuados para esta estación, tanto para las sábanas, mantas y edredones de la cama como para los pijamas y batas de estar por casa que ayudar a mejorar la sensación de confort en casa.
  • Apaga las luces y los dispositivos electrónicos de todo tipo que no están siendo utilizados. Ayúdate de regletas multitoma con interruptor y haz partícipe al resto de la familia de la aplicación de esta norma en casa.
  • Reduce el gasto más aún cambiando las lámparas normales por bombillas de bajo consumo e invirtiendo en modelos de electrodomésticos con mejor nivel de eficiencia energética.
  • Elige métodos alternativos para la calefacción más económicos y con mejor gestión de los recursos energéticos como: placas solares fotovoltaicas, gas natural, bombas de calor, biomasa, aerotermia… Puedes conocer más acerca de algunos de estos tipos de calefacción desde aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *