¿Cuántos paneles necesito?

Cantidad de paneles en instalación fotovoltaica
nº de paneles que hacen falta en una instalación

Cuando nos hacen una petición para una instalación de autoconsumo residencial el error más común que comete la mayoría de los clientes es pensar que necesitan la misma potencia en paneles que la potencia que tienen contratada en la vivienda.

El error viene dado de pensar que la instalación solar produce constantemente la potencia instalada en paneles y que es lo que necesitamos para no consumir nada de la red en las horas diurnas.

Para poder entender la cantidad de paneles que necesitamos es importante entender la diferencia entre energía y potencia.

Explicaremos las diferencias básicas con un sencillo ejemplo: imagina que tienes un foco de 60 vatios. Cuando lo enciendas, ese foco irradiará 60 vatios de luz, ni más y ni menos, porque esa es su potencia, o sea, su capacidad. Si enciendes ese foco una hora diaria durante 5 días, ese foco consumirá una cantidad de energía equivalente a 300 vatios (60 x 5 días). Así como los dos conceptos se separan uno del otro: aunque los dos tienen que ver directamente con energía, uno se refiere a capacidad (potencia = kW), y otro tiene que ver directamente con el consumo por un tiempo determinado (Energía = kWh).

La potencia contratada es la potencia máxima que tenemos disponible y a la que podemos llegar sin que se dispare el limitador y se corte el suministro. Pero esto no quiere decir que nuestro consumo vaya a ser continuamente el de la potencia contratada.

Observemos el siguiente gráfico de un día de consumo de una vivienda unifamiliar

Esta vivienda tiene contratados 4 kW de potencia. Pero vemos que el consumo horario no ha superado en casi en ningún momento los 3 kW y la mayor parte del tiempo se ha mantenido por debajo de los 300 W.

Veamos ahora la gráfica de la producción solar

Como vemos en esta imagen, la gráfica correspondiente a un día soleado no es una curva constante, si no que tiene forma de campana de Gauss. Va aumentando la producción solar hasta llegar a las horas de máxima producción y después vuelve a descender progresivamente.

Esta curva solar corresponde a una instalación de 3 kW de potencia en placas solares.

Lo primero que observamos es que la punta no llega a la potencia instalada, ya que el valor de 3 kW es la potencia nominal que solo se daría en condiciones óptimas.

Veamos ahora la curva de producción junto con la curva de consumo

Vemos que este usuario ha tratado de aprovechar al máximo las horas de producción solar ajustando su consumo y centralizándolo.

Como resultado final vemos que la instalación solar ha producido 11,59 kWh (es un día de otoño). Ha consumido un total de 7,9 kWh de los cuales 2,24 kWh los ha tomado de la red y 5,66 kWh los ha autoconsumido de las placas solares. Ha exportado a la red 5,93 kWh (casi la mitad de lo generado).

Queda claro entonces que pese a tener contratados 4 kW de potencia, con 3 kW de potencia en placas es suficiente para este usuario. Pero podría tener contratados 5 o 6 kW porque en momentos puntuales necesitase esa potencia y esto no tener ningún impacto en el consumo total ya que se podría mantener igual o incluso ser menor.

Quedando claro pues que potencia contratada nunca está relacionada a potencia en instalada en paneles, vamos a ver como determinar los paneles que necesitamos.

Para ello necesitamos conocer el consumo en kWh diario. Lo más normal es que este valor fluctúe ya que no todos los días son iguales y esta fluctuación es mayor en viviendas que tienen consumos estacionales debido a calefacción, aire acondicionado, depuradoras de piscina, etc. Por este motivo usaremos el valor de consumo diario promedio teniendo en cuenta el consumo anual.

De la misma forma la producción solar tampoco es contante, siendo hasta 3 veces mayor en verano que en invierno. Es otro aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de determinar la potencia en paneles.

Por ello cuando un cliente pide presupuesto a Montelec, energía solar siempre le solicitamos una factura de luz, no solo para ver el consumo de ese mes sino para analizar todo el consumo anual.

En resumen:

  • La potencia instalada en paneles no tiene ninguna relación con la potencia contratada en el suministro eléctrico de la vivienda
  • Lo verdaderamente importante es la cantidad de energía diaria que genera nuestra instalación y no la potencia total instalada.
  • La instalación fotovoltaica para autoconsumo se diseña para cubrir nuestro consumo eléctrico (kWh) y no nuestra potencia contratada.

No todos los días generamos la misma energía y hay gran diferencia en cada estación del año